A veces hay que saltar... lo dice Ray Bradbury, hacedle caso.

4 comentarios
1/12/14
Diciembre empieza bien.
Estoy muy contenta por mi gemelis, Estefanía Jiménez Alcántara, porque ha recibido una propuesta y tiene que decir que sí, a pesar de que no es el mejor de los escenarios, tiene que dar un salto de fé... muchos querrían publicar con una editorial pequeña y honrada (yo misma, jejeje), así que este post es para ella, para animarle a que abra la puerta y deje que el mundo vea lo muchísimo que brilla.
Te quiero, gemelis.


4 comentarios :

  1. ¡¡¡¡Sí!!!! Voy de cabeza, gemelis, caiga como caiga, o vuele como vuele; pero voy. Creo que será para bien, incluso si es para mal, porque toda experiencia deja una lección. Y sí, hay que avanzar, porque el tiempo es un suspiro, y la vida está para vivirla. Y, con respecto a los libros, las ideas, ya sabes lo que siempre digo, hay muchas más donde salió esta, así que no temo por eso. Me asustaré cuando la fuente se seque, y de momento, eso lo veo lejos ;)
    Gracias, gemelis!!!! Yo también te quiero!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Solo para decirle también a Estefanía que me alegro mucho y que sí, que hay que correr riesgos!!! Estoy segura de que todo va a salir de maravilla, así que solo aprovechar la experiencia y disfrutar y aprender todo lo que se pueda ^ ^ Ya nos contarás!!!

    ResponderEliminar
  3. El que no se arriesga no gana, yo también animo a Estefanía a que se lance con ganas. Es una suerte tener una propuesta y hay que aprovechar las oportunidades. Nunca se sabe hacia donde te llevará un primer paso, es la magia del sí.... A veces te descubre nuevos y estupendos caminos ;)

    ResponderEliminar
  4. Estefanía, Marisa y Carmen, ¿qué os voy a decir a vosotras que ya habéis cumplido el sueño enorme de publicar? PUES QUE SOY MUY AFORTUNADA DE TENER AMIGAS TAN MARAVILLOSAS, LLENAS DE TALENTO Y DE HISTORIAS QUE HACEN SOÑAR.
    ¡VIVAN LAS MUJERES VALIENTES QUE CUMPLEN SUS SUEÑOS!
    Os quiero y OS ADMIRO MUCHO, por más de un millón de razones :')

    ResponderEliminar

Bienvenidos a mi madriguera.
¡Mil besos y mil gracias!