Estrellas fugaces: una cosita que aprendí de Buffy ;)

7 comentarios
-Sin armas, sin amigos, sin esperanza... Te lo he quitado todo y ¿qué te queda?
-Quedo yo.


Estoy terminando Alborada y ese es el espíritu :P
Buffy es una historia tan perfecta con unos personajes tan de carne y hueso que es una pena que la gente que no le gusta la fantasía se la pierda.
Cuando las parejas se rompen y, como en este caso, la mujer descubre que su amor es un "desalmado" lo mejor que puede hacer es seguir luchando por sí misma... hasta el final. 
Y como se suele decir, las damas no empiezan las guerras, pero saben cómo acabarlas ;)

7 comentarios :

  1. Oh Sí!!

    Buffy siempre ha sido genial, si caía (porqué la traicionaban, cosas familiares, etc etc etc) siempre volvía a levantarse, con su propio poder. Qué tardava más o menos eso es otra cosa (aunque normalmente era poco tiempo XD).

    Ah me han dado ganas de volverme a ver la serie entera.

    ResponderEliminar
  2. Siempre sabemos volver a nuestra esencia. Creo que es una capacidad innata dentro de nosotros que solo está esperando a que nos demos cuenta de que podremos ser aquello que queramos ser, si luchamos.

    Pasa lo mismo con los sueños, si luchamos por ello, al final conseguiemos lo que nos propongamos, sea de la forma que sea!

    Un abrazo, preciosa!

    A mí Buffy me encantaba. <3

    Anda que no me tenía pegada a la tele. Mi Ángel, pero sobre todo mi Spike! xD

    Un besazo! Y ánimo con Alborada!

    ResponderEliminar
  3. Eso sí que es poder femenino y lo demás tonterías!!!

    ResponderEliminar
  4. Diosssssss que mono tengo de Buffy... Creo que me voy a poner a verla en breve, aprovechando que la tengo entera jejeje
    Esta serie enseña muchas cosas, y esa es una de ellas. Siempre hay que levantarse ;)

    ResponderEliminar
  5. Bueno, amore, me ha encantado cuando lo he visto esta mañana y ahora me gusta más todavía. Me quedo con las buenas noticias y con las mujeres que siempre se levantan.
    Sin armas, sin amigos, sin esperanza??? Nunca.

    ResponderEliminar
  6. ¡Felicidades por ese casi fin de Alborada! :D
    Esa anécdota de Buffy me recuerda a una que siempre suele contar Jordi Sierra i Fabra, de aquella época triste en su escuela, en la que nadie creía en él como escritor... hasta que se dio cuenta de que sí que había alguien que lo hacía: ÉL mismo.

    Mucho amor :)

    ResponderEliminar
  7. ^^ ya traeré más perlitas de estas, jisjisjis, gracias por comentar, sois AMOR!!!
    hace años estuve a punto de hacerme un tattoo muy pequeño y escondido: QHB (¿qué haría Buffy?) aunque luego hago lo que haría mi Mamá Paz que es otra cazadora, os lo aseguro... ¿no lo somos todas? ;) me encantan todos los mensajes de Buffy, del primero al último, ese capítulo que explica que el poder está en todas nosotras y solo tenemos que tomarlo ;)
    os quiero :)
    mil besos!!!

    ResponderEliminar

Bienvenidos a mi madriguera.
¡Mil besos y mil gracias!