Imágenes y palabras, Dos en la alborada

4 comentarios
 Era un instante perfecto: brisa marina, cánticos de gaviotas, un hilo musical chill out le traía ráfagas de jazz hasta sus oídos y el dulzor del helado de ron adormilaba su boca.
Cada vez que encontraba una pasa, la mordía a conciencia, saboreando el jugo y pensó que su futuro empezaba allí y que su vida sería así siempre, disfrutaría del transcurrir del tiempo y atesoraría cada pasa que le ofreciese la vida, sin preocupaciones, comiendo lo que quisiese donde le apeteciese y durmiendo donde le llevasen sus pies.
En cuanto cobrase el boleto millonario, Carmen Ripoll sería libre.

 ***


 
Carmen se desvistió junto a la entrada de la piscina, se recogió la melena en un moño improvisado y se metió desnuda en el agua templada, dispuesta a nadar hasta el límite, donde la ilusión del encuentro con el horizonte del mar terminaba con una pared vertical.
Sus pies no tocaban fondo, pero había un pequeño resalte a un metro de la superficie, pensado para sentarse, puso allí las rodillas y sus manos se aferraron al borde de la piscina mientras sus ojos buscaban una estrella fugaz en el gran azul del cielo.


***

    —Me tengo que ir de Oz ya —rezongo Carmen, melosa—, he conseguido un cerebro nuevo, un corazón y valor para arreglar las cosas... El viernes tengo que volver a casa.
El corazón que te llevas es el mío. —La voz de él perdió todo atisbo de humor y alegría—. Me lo acabas de arrancar de cuajo.
Carmen le mordisqueó el pecho con una sonrisa misteriosa.
Nos lo cambiamos, ¿vale? Te dejo el mío de fianza —susurró y le besó sin dejar de sonreír.
Me gusta la idea de que vivamos uno con el corazón del otro mientras estemos separados...
***
Hace dos semanas que se publicó Dos en la alborada y me ha parecido una bonita forma de celebrarlo. Han sido solo dos semanas, pero mi corazón es otro ;) En estas dos semanas han pasado muchas cosas y la mayoría buenas, muy buenas e increíbles, tanto que las tristes han perdido el pulso. Sigamos soñando, disfrutando del ahora y cazando estrellas :D
Que paséis un lindo martes y trece ;)
Dos semanas juntos. No hizo falta más, solo dos semanas para que me enamorase de ti.


4 comentarios :

  1. Como te dije, Ángel me enamoró y con estos diálogos queda patente el motivo de mi amor. Es tan <3 <3 <3 perfecto! Tan sincero, tan puro!!! Perfecto para mi Carmen!!

    Un besazo, amore mío!!! A seguir disfrutando, que es tu tiempo y te queda mucho aún por disfrutar!

    Las imágenes que has escogido son preciosas!! Muaks

    ResponderEliminar
  2. Que ganas tengo de poder leerlo <3
    Besazos

    ResponderEliminar
  3. * . *

    ¡Qué preciosidad de fragmentos! En serio, cada vez tengo más ganas de leerla y de prepararte una bonita reseña. Le daré caña a mi monstruosa pila de lecturas pendientes y me pondré a ello.

    Aish... si es que todas tus historias son mágicas.

    El primero y el de la estrella fugaz son mis favoritos, son inspiradores. La libertad tiene muchas y variadas formas.

    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  4. @Beka, @Montse, @Ana mil gracias por vuestro cariño y apoyo :D me hace infinita ilusión entrar a mi maradriguera y ver que habéis venido a verme y encima me dejáis, besos, abrazos y palabras impagables de ánimo :')
    SiGAMOS NADANDO ;)
    XXX OOO XXX

    ResponderEliminar

Bienvenidos a mi madriguera.
¡Mil besos y mil gracias!